El equipo de profesores de primaria preparamos un baile como colofón a la semana de la música. Ni el frío ni la lluvia consiguieron quitarnos la ilusión y las ganas de bailar para nuestros alumnos. No la hacemos mal… ¿Verdad?