Desde el 18 de febrero, miércoles de Ceniza, que empezamos la Cuaresma hasta el viernes de Dolores, todos los alumnos del hemos ido avanzando día a día en el Camino de la Cuaresma. Lo hemos ido señalizando en el mural que tenemos en nuestra clase que además nos sirve de recordatorio de nuestro “pequeño esfuerzo”. Todos los días, en la oración de la mañana, nos hemos propuesto cada uno individualmente cambiar “un poquito” para poder mudar la piel del corazón y poder Celebrar con gran alegría la Pascua.

Cuaresma