Los alumnos de 6º preparamos todos los días la oración de la mañana. En un intento de ser creativos y de hacer cosas diferentes, hemos traído macetas, tierra y semillas que hemos tenido que plantar.

La idea consistía en dejar la tierra preparada para que cuando hiciésemos una buena acción plantásemos la semilla, que poco a poco germinará y crecerá.

Con esto hemos querido explicar que si haces algo bien y tienes paciencia, obtendremos los frutos deseados.

Aquí os dejamos una muestra de cómo han ido creciendo nuestras acciones.

Oración2 Oración