Aprender a Pensar

“Desde los 3 años generamos y fomentamos en el aula una cultura del pensamiento que se hace extensible a todo el Centro. El aprendizaje, al igual que las conductas, por ejemplo, se pautan con rutinas. Estas rutinas buscan un buen pensamiento y se llama buen pensamiento al que es efectivo para realizar las tareas.

¿Cómo lo hacemos?

  • Relacionando los aprendizajes con la vida real.

  • Dando tiempo para las acciones, para planificar. No se refuerza la impulsividad.

  • Enseñamos a sistematizar los pasos del pensamiento profundo utilizando estrategias.

  • Fomentamos el pensamiento divergente, buscando y estimulando diferentes opciones y alternativas.

  • Cambiamos la disposición del aula a través de espacios favorecedores.

“Sólo se  aprende  aquello que se comprende  y puede utilizarse en la vida”